De Controller Financiero a Business Controller

Ricardo Ubeda

Actualmente la desaceleración económica fuerza a las empresas chilenas a ser muy cuidadosas con sus estrategias, tanto en su diseño como sobre todo en su implementación. Los tiempos de “vacas gordas” donde los crecimientos de dos dígitos en las ventas “tapaban” cualquier deficiencia estratégica, operacional, organizacional, de costos o de posicionamiento en el mercado han quedado atrás. Llegaron las “vacas flacas”, y es en este contexto donde la implementación de la estrategia correcta es determinante y pueden apreciarse a los que son realmente buenos gestores. Tiempo atrás, con crecimientos del 6% del PIB, casi todos lo eran.

En este contexto la UAI realizó un Benchmark se respondieron las siguientes preguntas: ¿Qué mecanismos emplean las empresas chilenas para asegurar la implementación de la estrategia? ¿Cómo se aseguran que está sucediendo lo que planearon?

Las empresas americanas y europeas diferencian entre el Financial Controller y la figura que ayuda a la implementación estratégica: El Business Controller o Business Advisor. El cuadro 1 muestra sus diferencias, las cuales resumidamente son que el primero (Financial) vive con, por y para los presupuestos el segundo (Business) trabaja en ayudar al CEO a aterrizar la estrategia, alinear a personas y departamentos con ella, a mejorar colaborativamente con otras áreas para que éstas optimicen y aporten al negocio, a romper silos internos, en definitiva, a actuar como “mano derecha” o “segundo de abordo” del CEO en la parte de la implementación y retroalimentando a éste.



Obviamente con sólo el rol del Financial Controller cuando el CEO ve los números ya es tarde, se responde reactivamente. El Business Controller actúa sin embargo proactivamente, anticipa escollos y problemas y facilita la vida al CEO en la implementación de la estrategia. Debe ser conocedor de gestión de personas, organización, estrategia y modelo de negocio.

¿Qué futuro le espera a la función del Controller en Chile?

Le espera un importante cambio en su rol: Pasar de “tinterillo contable” a Business Advisor o Business Controller. En este cambio el controller debe pasar de un control reactivo, basado en datos contables y presupuestos a un rol proactivo y enfocado a que la organización conozca, se alinee e implemente la estrategia del negocio. 

En el contexto actual, intentar en las empresas chilenas implementar la estrategia sin las herramientas y facilidades que ofrece un Business Controller complica innecesariamente el proceso y pone en riesgo logros conseguidos así como oportunidades futuras.

Ricardo Ubeda
Escuela de Negocios
Publicado el Miércoles, 10 Mayo 2017