Los desafíos de Business Intelligence en la era de Big Data

Claudio Díaz

Facultad de Ingeniería y Ciencias
Ediciones Especiales de El Mercurio
 
Si bien las áreas de analítica e inteligencia ya manejan grandes volúmenes de datos, estos solo son una infinitesimal fracción de los que se manipularán a futuro gracias a la tercera plataforma, como lo llama IDC, compuesta por el internet de las cosas, Cloud Computing, las redes sociales y los dispositivos móviles con múltiples sensores. El desafío entonces estará en procesar estos grandes volúmenes de datos para seguir generando información y conocimiento. Este nuevo desafío-paradigma es conocido como Big Data. ¿Qué desafíos enfrentan las áreas de analítica e inteligencia frente al fenómeno de Big Data?
 
 El primero es que la empresa cuente con una infraestructura que le permita crear un ambiente de Big Data Analytics: conectarse a más fuentes de datos, internas y externas, y almacenar estos datos en servidores Cloud que los procesen de manera inteligente para entregar información relevante para la toma de decisiones. En esto la migración a Cloud es clave. Si sabemos que los costos de una empresa disminuyen al migrar a Cloud debido al pago de servicios bajo demanda ¿por qué no lo hacemos? La primera respuesta parece ser porque simplemente no existe aún la necesidad. Quizás nuestro modelo de negocio o la madurez del mercado no han forzado aún esta migración, entendiendo este paso a la nube como un crecimiento orgánico de la compañía.
 
 Segundo, existe el temor de perder el control de los datos de la empresa y sus clientes. Se generan dudas válidas como ¿dónde están mis datos?, ¿quién los ve?, ¿la legislación de qué país es la que se aplica?, ¿y si un ataque al Cloud deja mis datos vulnerables? Hoy la implementación de sistemas de seguridad es un driver del paradigma Cloud, sin embargo, sucesos como la filtración de información de la NSA o el bug Heartbleed generan reticencias válidas en los usuarios.
 
Problemas globales
 
 El segundo desafío tiene relación con las capacidades técnicas necesarias para explotar la infraestructura para Big Data Analytics. ¿Quién puede implementar, operar y dar soporte a este ambiente? Este segundo desafío pone en evidencia un problema país, que es también mundial. Por un lado, la demanda de los profesionales TI en Chile está creciendo sostenidamente y la empleabilidad alcanza un 95%, es decir pleno empleo, pero las tasas de ingreso a carreras afines se ha estancado. Como país estamos en deuda en motivar a los jóvenes a estudiar carreras en el área de las tecnologías de la información. Por otro lado, la falta de profesionales especializados en Cloud y en el manejo de grandes volúmenes de datos (conocidos como Data Scientists) no ocurre solo en Chile, sino que a nivel mundial ¿dónde se están formando los Data Scientists?
 
 El último desafío tiene relación con el rol del CIO, que ahora debe transformarse en uno de los más importantes agentes de innovación en la empresa para convencerla de que Cloud y Big Data, alineados con la visión, misión y objetivos de la compañía, se convierten en una ventaja competitiva importante al entregarnos un mejor tiempo de puesta de servicios en el mercado y personalización de la información por cliente.
 
 Estos tres desafíos son claves y deben abordarse con prolijidad. Una implementación descuidada puede llevar a una larga lista de proyectos TI fallidos. En primera instancia, una consultora externa que resuelva todas nuestras dudas sobre seguridad y evalúe si la empresa está madura para una implementación de Cloud y Big Data es crucial. En segundo lugar, para migrar hacia Big Data Analytics, es necesario captar, probablemente formar, y retener los profesionales adecuados. Y en tercer lugar, pero tal vez lo más importante, crear o buscar un perfil de CIO que dirija este proceso y cree valor para la empresa alineando su estrategia TI con los objetivos de la misma.
 
Visión de futuro
 
 En una mirada de largo plazo es importante mencionar que la evolución de las áreas de inteligencia y analítica probablemente las lleve también a ser parte de las prestaciones XaaS del Cloud, transformándose en Analytics as a Service. Esto terminará llevando a industrias y pymes acceder a éstas también, con lo que disminuirán las ventajas competitivas y barreras de mercado que las grandes empresas habrán tenido gracias a sus áreas analíticas iniciales. En ese momento, será necesario abordar nuevos desafíos que mantengan la competitividad.
 

 
Claudio Díaz
Facultad de Ingeniería y Ciencias
Publicado el Jueves, 17 Julio 2014