Desarrollo Económico de la Región de Valparaíso: Avances y desafíos

Diana Krüger

La economía de la región de Valparaíso es la tercera más importante del país, ya que produce el 7,9% del total nacional y es superada únicamente por las regiones Metropolitana (44% de la producción nacional) y del Bío Bío (8,3%). En los últimos años, nuestra economía regional ha crecido a tasas mayores que el promedio nacional, luego que en el año 2010 creciera 5,9% comparado con 5,2% en el país.


La industria de manufactura es la actividad más  importante en nuestra región, representando el 27% del PIB regional (ver gráfico). Le siguen en orden de importancia, los sectores de servicios personales (principalmente educación y salud) con 12% del PIB regional, transporte y comunicaciones (11%), servicios financieros y empresariales (11%), y construcción (9% del PIB regional). Estas cifras miden el valor de los bienes y servicios producidos en esos sectores.



En términos de generación de empleo, el sector más importante de la región es el sector comercio, ya que en él se emplearon más de 161.000 trabajadores en Junio de este año, representado el 21% de la fuerza de trabajo. En este sector se crearon más de 10.000 empleos entre Junio 2010 y Junio 2011. En orden de importancia, le siguen los sectores de construcción (9% del total del empleo en la región), transporte (9%), enseñanza (8,5%) y  la industria manufacturera (8%).


El principal desafío económico que enfrenta la región de Valparaíso actualmente es el desempleo. Según la información más reciente, la tasa de desocupación de la región es 8,3% siendo ésta la segunda más alta del país (trimestre Abril-Junio 2011). Adicionalmente, la ciudad de San Antonio tuvo la tasa de desocupación más alta del país (12,4%) y Viña del Mar tuvo la 5ª tasa más alta del país con un 9,9% de desempleo.


En cuanto al ingreso promedio regional, según la última encuesta CASEN del año 2009, el ingreso de los hogares de la región ascendió a un poco más de $618 mil en promedio, lo cual equivale a 85% del ingreso de hogares promedio del país de $735 mil. No obstante, estas cifras esconden el segundo desafío que enfrenta nuestra región—al igual que todo el país—la cual dice relación con la distribución de ingresos. En nuestra región, los hogares del primer quintil de ingresos (es decir, el 20% más pobre de la región) obtuvieron ingresos de $144 mil, mientras que un hogar del quintil 5 obtuvo, en promedio, ingresos que superan $1.500.000. Si se considera que los hogares de más bajos ingresos tienen en promedio más integrantes, en términos per cápita, la desigualdad es aún mayor.


En términos de indicadores sociales, la región ha tenido grandes avances en la reducción de la pobreza. En el año 1990, casi el 28% de la población se encontraba en condición de pobreza, mientras que en el año 2009, solo el 11,6% de las personas se encontraban en esa condición, lo cual representa una reducción de casi 60%. Además, la escolaridad promedio en la región ha aumentado en los últimos 20 años, de 9,5 a 10,8 años para hombres y de 9,1 a 10,5 años de escolaridad para mujeres. Finalmente, la región ha logrado duplicar la cobertura de educación pre-escolar, de 20% a 44% entre 1990 y 2009, pero aún tenemos un desafío pendiente si deseamos alcanzar la cobertura total en la enseñanza a niños menores de 6 años.

 

Diana Krüger
Escuela de Negocios
Publicado el Lunes, 12 Septiembre 2011