Bitcoins: el potencial de las transacciones entre pares

Alejandra Marinovic

Escuela de Negocios

El Mercurio

Con más de 5 millones de transacciones mensuales en 2015, las bitcoins se han ido abriendo paso en el mundo financiero digital. Sus seis años de existencia ya señalan un cambio importante, más allá del ámbito monetario. Para analizar sus ventajas y riesgos, es necesario distinguir tres elementos centrales de esta criptodivisa.

Las bitcoins son una forma de dinero digital; es decir, permiten pagar transacciones sin que haya respaldo físico como un billete. Desde el punto de vista monetario, cumplen con las características básicas de una moneda, entre las cuales la más importante es su aceptabilidad generalizada.

Este aspecto, crucial para que sean efectivamente un medio de pago, depende mucho de cómo evolucione su uso. En los últimos aós ha habido dudas de su seguridad, y existen presiones por el número relativamente bajo de transacciones que el sistema logra procesar. Una reciente reunión de los principales procesadores a nivel mundial, la mayoría de ellos en China, resultó en la mantención del actual software; sin embargo, dichas presiones seguirán. Como una moneda digital descentralizada, no tiene resguardos financieros (son de exclusiva responsabilidad de quienes invierten en ellas). Asimismo, no puede ser utilizada como una herramienta de política económica, tal como un Banco Central lo haría con su moneda. Dado que su precio está determinado por la oferta y demanda, su valor ha exhibido alta volatilidad.

ASPECTOS CENTRALES

Un segundo aspecto clave es su condición de commodity sintético. En efecto, en Estados Unidos ya se le aplican las normativas de otros commodities, tales como el oro y el cobre. Es homogéneo, es ampliamente transado, y tiene una oferta controlada (por un algoritmo matemático). Por lo tanto, obtiene valor financiero al ser utilizado como depósito de valor o para transacciones. Existen también activos financieros asociados a las bitcoins, tales como pagos futuros, los que se empiezan a transar en algunas bolsas. Su utilización se ha potenciado en lugares donde existen importantes restricciones al uso de monedas internacionales o hay altos costos transaccionales con monedas tradicionales. Así, por ejemplo, su uso en Argentina y Venezuela ha tenido un notable crecimiento.

No obstante las características anteriores, el aspecto que – en mi opinión- es el más importante y atractivo de las bitcoins, desde el punto de vista económico, es la utilización del sistema de transacciones entre pares, mediante el mecanismo de cadenas de bloques. Ello puede constituirse en un cambio fundamental en la forma en que se hacen las transacciones internacionales, ya que deja de ser indispensable un sistema centralizado de registro de transacciones, sino que cada transacción se encuentra registrada en millones de computadores a un costo prácticamente inexistente. Ello lo hace muy transparente, pues no se pueden borrar transacciones.  

La función de intermediarios transaccionales ha sido tradicionalmente realizada por los bancos. Así, las bitcoins representan una manera distinta de pagar por un bien o servicio, sin necesidad de cuenta bancaria, o tarjeta de crédito o débito, o registro alguno más que un monedero personal cuyo software es gratis e internacionalmente difundido.

Con estos tres elementos en mente, resulta difícil predecir el futuro específico de este dinero digital, pues depende mucho de si se difunde lo suficiente y se superan los desafíos tecnológicos. En el escenario en que ello ocurra, es esperable que se incorporen a las regulaciones prudenciales y financieras de otros activos, incluidos los commodities y las monedas, que son necesarias tanto por la estabilidad financiera como para evitar ilícitos.

Respecto de la posibilidad de que dos personas comunes y corrientes puedan realizar transacciones sin la necesidad de intermediarios y con alta confiabilidad a través de internet, estamos sólo al comienzo de los cambios que vendrán.

Alejandra Marinovic
Escuela de Negocios
Publicado el Lunes, 21 Diciembre 2015