Inteligencia Colectiva, un modelo transversal
Miércoles, 09 de Agosto 2017

Inteligencia Colectiva, un modelo transversal

La idea promueve el debate para solucionar problemas organizacionales y sociales.

Inteligencia Colectiva es un concepto vanguardista y atingente a lo que hoy ocurre, tanto en organizaciones como en relaciones interpersonales, ya que propone un cambio de fondo y una democratización de la participación.

“Es una manera de generar una sociedad que aprenda a abordar la participación como un proceso dialógico, aprender a discutir sobre la base de la validez de los argumentos y no sobre el poder que se tenga”, señala Sergio Vergara, profesor de la UAI y director del Diplomado en Inteligencia Colectiva.

Actualmente en Chile, la globalización ha producido la necesidad de participación, otorgándole así un poder a la opinión de las personas que, finalmente, se traduce en movilizaciones que paralizan procesos, destituyen cargos, y unen a las personas entorno a una idea en común, ante esto, “las empresas deben hacerse cargo, hay un fenómeno donde el peso de la opinión de la gente tiene un impacto como nunca antes, y las empresas no saben cómo relacionarse con eso”, señala Sergio.

En respuesta, surge el concepto de Inteligencia Colectiva, una propuesta sobre cómo crear algo en conjunto a partir de la diversidad, cómo construir a partir de las diferencias, “la Inteligencia Colectiva busca fomentar debate, no sólo dar el espacio para opinar e intercambiar las diferencias, sino que generar acciones al respecto, no es la catarsis de la opinión de la gente, alguien tiene que administrar el sistema, esa es la línea de trabajo”, cuenta Sergio.

Diplomado

Para interiorizar la idea, la Escuela de Psicología de la UAI lanza el Diplomado en Inteligencia Colectiva, un enfoque que responde a una tendencia social actual y que enseña a las empresas a cómo abordar desafíos participativos. El concepto cree en una sociedad inteligente, la cual está compuesta por roles que, según señala Sergio, deben ir madurando, “la diferencia no es el problema, y el concepto de ponernos de acuerdo en estas controversias no es un proceso automático, requiere una maduración, es un proceso largo” finaliza Sergio.

Para más información sobre el diplomado, ingresa aquí.