Jesse Norman: “En términos actuales, no hay duda de que Edmund Burke era conservador”
Lunes, 13 de Noviembre 2017

Jesse Norman: “En términos actuales, no hay duda de que Edmund Burke era conservador”

Parlamentario británico dictó seminario en la UAI.

La Cátedra Edmund Burke de la Escuela de Gobierno organizó el seminario internacional “Edmund Burke: ¿Liberal o conservador?”. La actividad contó con la presencia de Jesse Norman, diputado del Partido Conservador británico quien expuso junto con Lucía Santa Cruz, directora de la Cátedra.

El objetivo de este seminario era dilucidar si el pensador y político británico, Edmund Burke, fue un liberal o un conservador. No obstante, son varios los expertos que colocan a Burke en ambas categorías, ya que, por ejemplo, siempre abogó por la limitación del poder de la realeza y apoyó a las colonias estadounidenses en el proceso independentista, pero luego criticaría fuertemente a los jacobinos durante la Revolución Francesa. O también, porque fue un defensor del libre comercio y un profundo crítico de los controles de precios, pero a la vez confería gran importancia a la tradición, la religión y la comunidad.

Según Jesse Norman, no es nada simple esclarecer esta interrogante. Para él, “las nociones de liberal y conservador no existían como etiquetas políticas en la época de Burke, ya que recién surgieron a partir del siglo XIX. Además, estos conceptos fueron evolucionando hasta adquirir en la actualidad distintitas connotaciones en relación a los términos originales”.

Sin embargo, Norman cree que hay un aspecto en Burke que puede ayudar a clarificar su postura. El parlamentario aseguró que “Burke era un hombre religioso, partidario de preservar un orden social que abordara las necesidades de todos”. Frente a este pensamiento, explica el político inglés, “no se le podría catalogar como un liberal, en un sentido actual de la palabra, dado que el liberalismo enfatiza en la primacía de los individuos, en vez de priorizar el orden social. (…) Burke ve la libertad como un proceso ordenado que se genera a través de las costumbres y tradiciones; admiraba el pasado y detestaba totalmente cualquier tipo de cambio radical”.

Por esta razón, Norman concluye que “en términos actuales, no hay duda de que Edmund Burke era un conservador. Es el primer pensador político conservador, pese a que defendiera varias reformas liberales”.

Por otro lado, Lucía Santa Cruz aseguró que “Edmund Burke es un liberal clásico y también el primer conservador”. El liberalismo clásico, según mencionó la directora de la Cátedra, se entiende como la importancia de la libertad individual, los límites al poder de los gobiernos que en forma permanente pueden amenazar esa libertad y el aprecio y fomento de la libertad económica. Santa Cruz cree que Burke cumplía con cada una de estas condicionantes, pero, a la vez, considera que fue un crítico vehemente del individualismo liberal egoísta y que defendió el orden social jerárquico, así como también mostró un gran escepticismo respecto a la extensión del sufragio y de las prácticas democráticas.

“Edmund Burke fue el primer pensador de la modernidad en manejarse dentro de ciertos márgenes de ambigüedad y, en este marco, no resulta tan paradojal concluir que Burke efectivamente fue uno de los fundadores del liberalismo clásico anglosajón, pero también el primer conservador”, sentenció la historia chilena.

Mira las fotos de la actividad aquí. 

myFlickr