Destacados académicos debaten Reforma Procesal Civil en la UAI
Viernes, 10 de Noviembre 2017

Destacados académicos debaten Reforma Procesal Civil en la UAI

Distintas perspectivas sobre último proyecto de modernización de justicia chilena.

El excesivo formalismo y la pasividad de los jueces del antiguo proceso civil contra la modernidad y eficiencia del proceso penal. Ésa fue la paradoja del sistema procesal chileno que motivó que cuatro académicos de distintas universidades debatieran en la sala CAP de la Universidad Adolfo Ibáñez. El objetivo era único: descongelar la conversación sobre la Reforma Procesal Civil.

Cada uno aportó una arista distinta. El profesor UAI, Carlos Correa, abrió el panel recordando la historia legislativa y situación del proyecto de nuevo Código Procesal Civil. Para él, la iniciativa es el “punto pendiente del sistema de modernización de la justicia”.

Y es que en la tramitación del proyecto han pasado 13 años, cuatro gobiernos y ocho ministros de Justicia. Fue iniciado en 2004 (gobierno de Ricardo Lagos Escobar) por el entonces titular de cartera, Luis Bates, y el Senado suspendió su tramitación en mayo de 2014 durante el segundo período de Michelle Bachelet.

Las razones, según el profesor de Derecho Procesal de la Universidad Católica, José Pedro Silva estuvieron fundamentadas en tres aspectos que no incluía el proyecto presentado: el costo de implementación de la reforma; el modelo orgánico (sobre qué iba a descansar la Reforma Procesal), y la falta indicaciones sustitutivas de los procedimientos ejecutivos que habían sido rechazados anteriormente. Sin embargo, el académico también explicó que en la actualidad no existen reparos para que un futuro gobierno retome la discusión de la Reforma Procesal Civil.  

El Estado tiene que ofrecer múltiples alternativas de solución de conflictos. La premisa es que la respuesta estatal frente a los conflictos jurídicos no se agota sólo con el perfeccionamiento de los procesos judiciales”, enfatizó.

Demoras y jueces

El ex ministro de Justicia, Felipe Bulnes, también participó del panel. Basó su intervención en la razón del estancamiento del proyecto. Para Bulnes, la principal causa radica en que no ha generado atracción en el mundo político, debido a que es vista como una reforma que “no viene a dar respuesta que estén hoy día dentro de las prioridades de la gente”.

Incluso, el también académico de la Universidad Católica afirmó que el estado de latencia en el que está el proyecto de Reforma Procesal Civil contribuye a generar una falta de confianza en el Poder Judicial, ya que la ciudadanía ve que existe un proceso de reforma inconcluso. En ese sentido, la sociedad sigue expuesta al antiguo sistema civil al que le dificulta dar respuesta a las más de 2 millones de causas que ingresan anualmente.

El último en exponer fue el académico de la Universidad de Chile, Cristian Maturana, quien basó su intervención en el papel de los jueces y la independencia judicial. No obstante, fueron sus palabras finales las que generaron los aplausos espontáneos de los asistentes al expresar la importancia de que la Reforma Procesal Civil se convierta en realidad. 

"En un mundo en que impera el libre mercado, no puede existir un sistema judicial que no brinde una adecuada protección de los derechos a las personas, especialmente en materia civil y comercial", concluyó.

La instancia se extendió por más de una hora y contó con una ronda final de preguntas moderada por la profesora de la UAI, Sophia Romero.