Claudio Bravo-Ortega y los desafíos de la innovación
Viernes, 15 de Diciembre 2017

Claudio Bravo-Ortega y los desafíos de la innovación

Profesor se incorpora a Negocios.

La Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez ha destacado por 64 años, por decisiones precursoras que la han posicionado como una institución líder en Chile y Latinoamérica. Hoy, nuevamente da un paso importante al sumar a su área de Innovación y Emprendimiento, la Sustentabilidad, una tendencia de las Escuelas de Negocios alrededor del mundo. “En administración moderna se ha acuñado el término business sustainability, que tiene que ver con el manejo de tres aspectos básicos para lograr la sustentabilidad de los negocios: los riesgos financieros, los sociales y los ambientales, considerando todas sus obligaciones y oportunidades,” explica el vicedecano de la Escuela de la UAI, Mauricio Villena. “De aquí que las empresas sostenibles, sean aquellas que cuentan con resiliencia a través del tiempo para sobrevivir a los shocks propios del mundo de los negocios, porque están íntimamente conectados con sistemas económicos, sociales y ambientales saludables. La decisión de incorporar al área de Innovación y Emprendimiento la dimensión de  business sustainability  va en esta dirección: contribuir a la creación de empresas innovadoras y sostenibles," dice la autoridad.

Quien asume como head del área es el profesor Claudio Bravo-Ortega. “El desafío es grande e interesante. Cuando me ofrecieron venirme para la Universidad Adolfo Ibáñez -institución de un gran prestigio- la parte más seductora fue liderar esta área tan estratégica de la Escuela de Negocios,” comenta el investigador, destacando que la decisión del Vicedecano Mauricio Villena es pionera en el ámbito nacional. "Estoy seguro que bajo la dirección del profesor Claudio Bravo-Ortega, esta unidad académica será exitosa en promover estos importantes temas en la agenda país,” señala por su parte el Vicedecano.

El profesor Bravo-Ortega se incorporó este 1 de diciembre a la Universidad Adolfo Ibáñez y asume, también, como director del Magíster en Innovación.

Innovación, Emprendimiento y Sustentabilidad

Pero, ¿Por qué la sustentabilidad se une al área de Innovación y Emprendimiento? “Siempre está vinculada la innovación con el emprendimiento porque parte importante de los emprendimientos nuevos, son innovadores o responden innovadoramente ante algún desafío del mercado o de los procesos productivos,” dice el profesor, quien explica que la innovación no sólo tiene que ver con la creación de productos, sino también con la mejora de procesos, la creación de nuevos servicios, o la innovación en el ámbito organizacional. “En cuanto a la relevancia del área, todas las escuelas de negocios están llamadas a redefinir las prácticas empresariales y la manera en que se hacen negocios. La gente que piensa que la sustentabilidad y la innovación son una moda, está absolutamente equivocada.”

Explica, también, que el vínculo de la innovación y el emprendimiento con la sustentabilidad se da de manera bastante natural, por ejemplo, a través del cumplimiento de estándares medioambientales. “Las empresas enfrentan cotidianamente desafíos medioambientales ya sea por la normativa medioambiental chilena, o por la demanda de clientes en mercados globales, donde ellos tienen que, por ejemplo, tener una producción más limpia, menos contaminante, con una huella de carbono menor. Cada vez hay demandas más exigentes y existen certificaciones en el ámbito de la sustentabilidad en distintas industrias. Si quieres cumplir un estándar aunque sea voluntario, probablemente vas a tener que cumplir no solamente en términos de productos y procesos, sino que también organizacional y socialmente.”

Investigaciones cruzadas

El profesor Bravo-Ortega explica que el área de Innovación, Emprendimiento y Sustentabilidad de la Escuela de Negocios de la UAI buscará fortalecer el espíritu de grupo y el intercambio de experiencias de áreas de investigación, fortaleciendo la vinculación entre investigadores de la Escuela. “Vamos a tratar de hacer una alimentación cruzada de las áreas de interés de los distintos miembros del equipo, ya sea que hagan cosas más académicas,  de investigación, docencia o más aplicadas. Mi visión es que el mundo académico no debe perder la conexión con la realidad y la fortaleza del grupo es que hay un buen equilibrio entre gente que hace cosas muy aplicadas y gente que está dedicada a la investigación,” señala el docente, quien trabajará junto a los profesores José Miguel Benavente, Verónica Devenin, José Luis Opazo, Marcial Gonzalez, Sebastián Uriarte, Horacio Viana, Felipe Vicente Ocklers, Carla Bustamante y Roberto Bulgarini.

Salto al desarrollo

La forma de redefinir la manera de hacer negocios, explica el profesor, es formando a las nuevas generaciones de alumnos de pregrado, nuevas generaciones de alumnos de postgrados y de educación ejecutiva. “El mundo de la docencia tiene un rol trasformador de la sociedad. Los profesores tenemos que asumir eso y no podemos hacer caso omiso de esa responsabilidad,” dice Bravo-Ortega, quien piensa, además, que en Chile hay mucho trabajo por hacer. Esto, porque en su opinión, en el mundo empresarial no existe una conciencia acabada de lo importante que puede ser la innovación o la sustentabilidad dentro de los modelos de negocios en una economía globalizada. “Si uno investiga, por ejemplo, las causas de las diferencias de productividad entre las empresas, hasta un 75% de las brechas de productividad pueden ser explicadas por actividades de innovación. Soy un convencido que si Chile no aborda seriamente los desafíos de la innovación, no vamos a poder dar el salto al desarrollo.” Para el profesor, si una empresa quiere ser más competitiva tanto en el mercado doméstico como global, está obligada a innovar, no hay otra opción. Sin embargo, si se conforma con ser una empresa promedio, tampoco puede prescindir totalmente de ella. Y en el mundo globalizado, adicionalmente señala que “las empresas que incorporan sustentabilidad son consideradas líderes dentro de sus segmentos, incluso hay tendencias en el mundo financiero de agrupar empresas según su enfoque de sustentabilidad.”

Sobre el investigador

El profesor Claudio-Bravo Ortega se acaba de integrar a la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, después de 3 años y medio como Director de la Escuela de Economía y Administración de la Universidad de Chile. Es Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de Chile y si bien en comienzo quería dedicarse a la Ingeniería Civil en Minas, se dio cuenta que sus intereses eran más diversos. “Me enamoré de la economía y me fui a hacer un doctorado,” explica, y así lo obtuvo su Ph.D in Economics en la Universidad de California en Berkeley.

De regreso en Chile, se dio cuenta que el gran cuello de botella para dar el salto al desarrollo era la productividad. “Me fui especializando, y mi área de investigación tiene que ver con qué es lo que necesita el país para eso.” Dentro de su agenda de investigación en Innovación, destacan el estudio de la relación entre exportaciones, I+D y productividad, el efecto de la introducción de nuevos productos en la productividad de las firmas, el impacto de la innovación en la industria de servicios (particularmente la minería) y el estudio de las actividades de innovación en la industria minera en Chile. “Curiosamente dentro del área de innovación he vuelto quizás a mis raíces y estoy muy vinculado a las actividades de innovación y minería. Mis últimas investigaciones están vinculadas al mundo minero, a la organización industrial del sector minero y  las políticas públicas.”

¿Cómo nace su vocación por la docencia? “Surge en mis años universitarios, donde trabajé en distintos voluntariados y capacitación de trabajadores. Pero llegó un momento en que dije esto es no va cambiar las condiciones a largo plazo de las personas que uno está tratando de ayudar.  En esa reflexión me di cuenta que si uno quiere realmente transformar la sociedad y contribuir de forma importante en los cambios que se necesitan, la educación y la docencia juega un rol muy importante.” ¿Y cómo han sido estos primeros días en la Escuela de Negocios de la UAI? “Han sido días entretenidos, me he reunido con el equipo del área. Tengo muchas ganas de colaborar, de articular iniciativas, de conocer. Estoy interesando en ser un vaso comunicante entre las inquietudes de los distintos investigadores del área o personas que llevan el mundo de la innovación, emprendimiento y sustentabilidad a la práctica.”