Balloon Latam: El exitoso emprendimiento social de Ingeniero Comercial UAI
Jueves, 30 de Noviembre 2017

Balloon Latam: El exitoso emprendimiento social de Ingeniero Comercial UAI

Sebastián Salinas es el fundador de este innovador proyecto.

Sebastián Salinas (en la fotografía de abajo, Sebastián aparece al lado derecho de la imagen), entro el año 2007 a estudiar Ingeniería Comercial a la Universidad Adolfo Ibáñez, y en ese entonces, ya tenía ganas de “hacer un proyecto grande para desempeñarme en el futuro en algo que me apasionara.” Su misión en la vida, en ese entonces, no era modesta y tampoco lo es ahora. Al contrario, siempre ha pensado en grande y lo que lo mueve es “lograr superar la pobreza mediante el emprendimiento.” Dice que escogió la Escuela de Negocios UAI por ser “la mejor escuela de negocios de Latinoamérica” y entre los ramos que lo marcaron más, destaca el taller de liderazgo con el profesor Juan Pablo Halpern y el taller de emprendimiento con  el profesor Germán Echecopar y el profesor Inti Nuñez.

Un hito importante en su vida – que marcaría su futuro profesional y el de su emprendimiento Balloon Latam- ( empresa que trabaja potenciando el micro- desarrollo territorial en distintas comunidades) fue el trabajo que realizó en la comuna de Galvarino, la más pobre de Chile. Ahí, se dio cuenta que artesanas mapuches que tenían productos maravillosos, no sabían cómo venderlos. Decidió contactarse con Alexander Osterwalder, ideador del Business Model Canvas, (modelo que tiene una importante beta social) quien lo instó a redactar un post sobre el tema en su blog.

Una vez publicado, dos jóvenes ingleses, Douglas Cochrane y Joshua Bicknell, contactaron a Sebastián, quienes también buscaban aplicar ese tipo de modelos en contextos rurales, en su caso, en Kenia. Los tres se juntaron en el país africano y ahí trabajaron con comunidades locales donde se dedicaron a entender su cultura e historicidad, para luego identificar posibles oportunidades de desarrollo y crecimiento para sus emprendimientos. Era el inicio de Balloon, que luego de tres semanas de trabajo con más de 100 emprendedores keniatas, logró potenciar sus proyectos a través del traspaso de herramientas de innovación y emprendimiento con excelentes resultados que los motivaron a seguir adelante.

De regreso en Chile, postuló a innumerables fondos para poder implementar la experiencia Balloon en el país. 14 veces rechazaron sus peticiones de financiamiento, pero eso sólo lo impulsó a seguir insistiendo. “El arma más peligrosa del mundo es la indiferencia”, dice Sebastián, quien no se dio por vencido por el rechazo y creó el primer prototipo de Balloon con sus propios medios y ahorros, hasta que en el 15º intento, logró el financiamiento para vincular a Balloon por primera vez en una región con apoyo externo: Un fondo Corfo, que le permitió trabajar en la Provincia de Colchagua. Ahora, Balloon Latam ha crecido. Es un exitoso emprendimiento conformado por un equipo de 20 personas, que apoyan a comunidades rurales, fijando objetivos a través del traspaso de herramientas y metodologías de innovación. Pero...¿qué es lo que hacen exactamente?

 

El modelo Balloon Latam

Lo que hace Balloon Latam es trabajar para potenciar el micro desarrollo territorial, a través de la formación, articulación e investigación de una comunidad, vinculándolos con agentes relevantes del sistema local. “Por lo general, lo que mejor sabemos hacer es trabajar con emprendedores locales en diferentes programas, durante los cuales les traspasamos herramientas de tecnología e innovación, adaptadas a realidades locales. Entendemos que cada destino es una realidad diferente,” cuenta Vicente Schulz, director de comunicaciones de Balloon Latam. “Estas metodologías de innovación y emprendimiento son un modelo diseñado dentro de Balloon, de innovación social, certificado por la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica.”

El programa más famoso de la empresa es Balloon Internacional, donde agentes de cambio de todas partes del mundo, por lo general profesionales, viajan al destino que se les propone donde traspasan conocimiento a emprendedores locales durante 5 semanas. Durante el período, alojan en el llamado “campamento Balloon.” Los conocimientos que traspasan a los emprendedores locales se enfocan en que éstos logren entender sus proyectos en 9 pasos: hay instancias de identificación de negocio, identificación de clientes, modelo de ventas, canales de distribución y otros elementos a considerar dentro de este programa que ayuda al emprendedor a identificar su trabajo. Los agentes de cambio, por su lado,  pagan 2.500 dólares para participar del programa. “Se ha entendido en los medios que los agentes de cambio pagan por venir ayudar, eso es llamativo  tiene algo de cierto, pero por lo que se paga es por participar de un programa de emprendimiento e innovación social en terreno,  certificado por la PUC,” dice Vicente. Antes de viajar a su destino, los agentes de cambio reciben una capacitación online y una vez en terreno, también pasan por un proceso de capacitación.

Intercambio cultural

“Nos interesa destacar que somos diferentes a programas de capacitación o ayuda, porque los agentes de cambio no sólo traspasan conocimiento a emprendedores sino que también conviven con ellos,” dice Vicente Shulz. “En varias instancias tienen la oportunidad de alojar en sus casas, de visitar sus lugares de trabajo, etc. Es decir,  los agentes también aprenden de los emprendedores, de la cultura local, del ecosistema comunitario. Es un intercambio cultura, un intercambio de conocimiento donde ambas partes se enriquecen,” dice Vicente.

Muy importante para todo el trabajo que realizan en Balloon es la etapa de diagnóstico. “Las provincias postulan para recibir un Balloon internacional. Se hace un diagnóstico, un plan de co-creación y trabajo, y decidimos dónde se podría implementar de mejor manera el programa de Balloon. En ese trabajo hay vinculación con la comunidad, con las necesidades de los agentes que quieren participarían en Balloon, etc.” Una vez hecho esto, se abren procesos con los municipios, que hacen convocatorias para los emprendedores que quieran ser parte del programa.

¿Cómo se financian? Depende del destino. En algunos, identifican a partnes locales con los cuales pueden trabajar en conjunto. Por ejemplo, en Frutillar trabajaron con la Fundación Mustakis y en la provincia de Arauco trabajaron con Corfo. El proyecto ha crecido de una manera impresionante, y en la actualidad ya son 20 personas las que trabajan en Ballon, que está presente en tres países: Chile, México y Argentina. ¿Algunos resultados? Tras los programas, los emprendedores locales general 2 puestos de trabajo adicionales y 6 nuevas alianzas, entre otros logros, que son una gran satisfacción para Sebastián Salinas quien al referirse a lo que hacen en su emprendimiento, señala: “La gente con la que trabajo me la cambió a mí. Piensa algo que harías gratis… ahora que lo identificaste vuelve a pensar como vivirías de eso. Eso es lo que hacemos.” Y ¿qué herramientas aprendidas en la UAI siente que lo han ayudado en su desafío? “La posibilidad de emprender desde la Universidad, porque los ramos tienen su parte teórica, pero aplicables a una realidad. Trabajamos mucho con empresas, teníamos que hacer empresas desde el primer año y eso es algo único que te cambia la forma de vivir la universidad.”

Si quieres conocer más de la Balloon Latam, mira AQUÍ.

* Agradecimiento fotos: - Colomba Plass de Karün.

                                   - Colija Van Haaren de Karün.

                                   - Vicente Schulz de Balloon Latam.