Copper 3D: ex alumnos UAI utilizan cobre para fabricación de prótesis
Miércoles, 27 de Diciembre 2017

Copper 3D: ex alumnos UAI utilizan cobre para fabricación de prótesis

Proyecto nació en el Magíster de Innovación UAI.

Un nuevo material que combina plástico y micropartículas de cobre, para realizar prótesis y órtesis en impresoras 3D, es un emprendimiento de ex alumnos del Magíster en Innovación de la Escuela de Negocios UAI, seleccionado entre los 8 mejores proyectos de Start-Up Chile (de un total de 1500 postulantes).

Daniel Martínez, Andrés Acuña y Claudio Soto están detrás de este trabajo, que además, hace pocas semanas obtuvo nota 7 en su defensa de tesis del Magíster. El objetivo de Copper 3D es solucionar un serio problema en el ámbito de la salud y que genera un impacto muy negativo en la calidad de vida de ciertos pacientes. Pero… ¿cuál era el problema que este grupo quiso resolver? Daniel Martínez lo explica en profundidad.

- Daniel, ¿Qué nos motivó a crear Copper 3D?

Este proyecto nace como parte de los ejercicios académicos durante las asignaturas del MI, donde comenzamos como equipo con un propósito muy claro y potente para los tres: Generar un impacto en la Salud de las Personas a través de proyectos que involucren el uso intensivo de Nuevas Tecnologías.

Con este propósito en mente comenzamos a buscar grandes problemas por resolver en industrias como la Gran Minería (Abordaje Predictivo de los Accidentes Laborales), La Construcción (Accidentabilidad Laboral y sus variables Multifactoriales), hasta decantar hacia el mundo de los Trabajadores Accidentados y en Proceso de Rehabilitación y Reinserción Laboral.

Acá encontramos un problema muy interesante y desafiante de resolver:

Más del 40% de los pacientes amputados desarrollan complicaciones dérmicas por el uso de sus prótesis, complicaciones que van desde una dermatitis hasta graves infecciones fúngicas y bacterianas, que impiden que sigan con sus tratamientos y aumenta enormemente los costos y tiempos de tratamiento para estos pacientes. Todo esto además del problema familiar, económico y social que esto implica.

Fue acá que se nos ocurrió intervenir con nuestro proceso de innovación para encontrar una solución definitiva a este problema.

Luego de un largo período de inmersión, entrevistas, investigación y conceptualización de potenciales soluciones, llegamos a la idea de que son los mismos materiales que se usan en prótesis y órtesis los que atrapan esta carga bacteriana debido a la porosidad de los materiales utilizados, sobre todo en aquellos usados en Medical Devices (prótesis, órtesis, implantes) de tendencia como lo son los impresos en 3D.

Entonces decidimos crear un nuevo concepto, "Materiales Activos", que debían tener propiedades antibacteriales activas e idealmente eliminar todo tipo de microorganismos como hongos, virus y bacterias.

Con esto en mente llegamos al Cobre, por sus excelentes y probadas propiedades antibacteriales y decidimos comenzar con el desarrollo de un nuevo tipo de material para impresión 3D que incluyera dentro de su estructura Nanopartículas de Cobre. Siempre teniendo en mente nuestro propósito original y apuntando a resolver este problema, que no es solo local, sino global y genera miles de millones de dólares en pérdidas al año y lo peor de todo, un impacto terrible en la calidad de vida de los pacientes en rehabilitación.

- ¿Cuál fue y ha sido el apoyo de la UAI en el desarrollo del proyecto?

El apoyo académico que nos ha dado la UAI ha sido fundamental ya que aborda la innovación no solo desde un punto de vista académico/teórico, sino que además te invita a salir al "mundo real" a encontrar grandes problemas o necesidades no atendidas y validar tempranamente todos tus supuestos de cara al cliente real.

El apoyo de los profesores, la red de contactos que se forma, el apoyo de nuestros compañeros, nuestra profesora guía en este proyecto (Sofía Martínez Larraín), los contactos fuera de la Universidad, las cartas de recomendación... todo esto y más ha sido el aporte de la UAI para que este proyecto haya tomado la velocidad que está teniendo y en tan poco tiempo. Además el prestigio de este programa en esta universidad también nos ayudó a abrir muchas puertas durante el desarrollo de nuestro proyecto.

- ¿Qué fondos se han adjudicado?¿Cuál es su objetivo con este proyecto?

El primer fondo que pudimos levantar y que fue el habilitador inicial de todo este proyecto fue el de Codelco Tech, en donde ya estamos en la segunda ronda de financiamiento.

Con estos fondos pudimos costear todo el desarrollo de la I+D que requirió este proyecto, además de ensayos microbiológicos, registros de marca, estrategia de PI, el desarrollo de los prototipos de alta resolución y los MVP (Productos Mínimos Viables) que desarrollamos con partners en Holanda.

La semana pasada además nos dieron la noticia de que quedamos seleccionados en el programa Start-Up Chile dentro de las 8 mejores Startups que postulan, que son más de 1.500 y vienen de todo el mundo.

Además estamos esperando la resolución de una postulación al fondo de Validación y Empaquetamiento de CORFO, del cual deberíamos tener noticias en las próximas semanas y que estamos seguros de que vamos a ganarlo, dado el nivel de avance y validaciones técnicas/comerciales que tiene el proyecto.

- ¿Qué viene ahora?

¡Ahora se viene la parte más desafiante y motivante! Llegar a los tres mercados más grandes del mundo a los que estamos apuntando: USA, Europa y Asia-Pacífico.

En estos momentos ya tenemos en Chile la primera partida de filamentos de calidad industrial que hicimos con una empresa partner en Holanda.

Estos filamentos los vamos a volver a validar con líderes de opinión locales e internacionales, necesitamos el feedback más fino del mercado al que estamos apuntando, antes del lanzamiento mundial.

En paralelo ya estamos trabajando en el proceso de certificación de este primer producto del portafolio que tenemos pensado desarrollar, son principalmente certificaciones ISO y FDA.

Con estas validaciones ya podríamos estar en condiciones de hacer un lanzamiento mundial en alguna plataforma como Kickstarter para luego comenzar con la entrada definitiva al mercado.

Para esto ya localizamos al primer grupo de potenciales clientes a los que vamos a contactar directamente (B2C) para en una fase posterior llegar a los mercados a través de grandes resellers internacionales en una modalidad más B2B.

Además en estos momentos estamos comenzando el proceso de Aceleración de Startups en NXTP Labs, la aceleradora más importante de Latinoamérica.

Esperamos que este primer producto escale rápidamente ya que resuelve un problema importante de la industria de Medical Devices impresos en 3D y creemos que el impacto en la calidad de los tratamientos de rehabilitación de millones de pacientes en el mundo, se verá muy beneficiada con esta solución que hemos desarrollado.

Para saber más del proyecto, AQUÍ.

Para ver un video del proyecto, AQUÍ.

Mira la nota que realizó Las Últimas Noticias sobre Copper 3D AQUÍ.