Ya es hora de votar

Cristóbal Bellolio

Los teóricos de la democracia deliberativa sostienen que las partes de un debate político deben hacer lo posible por entregar razones y persuadir a sus conciudadanos de la justicia de sus posiciones. Sin embargo hasta estos idealistas reconocen que ese deber cívico tiene un límite. A veces es sencillamente imposible convencer al otro.

A veces no queda más que pasar a la agregación de preferencias, es decir, a votar. Y el que consigue más votos, gana. Ese parece ser el batallado caso del aborto en Chile.

El senador Zaldívar pidió suspender la discusión legislativa por haber otros temas más importantes, para darle otra vuelta al asunto. Pero lo cierto es que quiere comprar tiempo para la Democracia Cristiana. Su partido suscribió el programa de Michelle Bachelet, que prometía despenalizar el aborto en las tres causales por todos conocidas. Ahora alegan incomprensión lectora retroactiva. No es una excusa muy respetable.

Llevamos demasiado tiempo discutiendo este asunto. Décadas de foros universitarios, columnas de opinión, artículos académicos, sobremesas domingueras y debates en redes sociales. Ya no quedan esperanzas de persuadir a la contraparte ni de cumplir los estándares ideales de la democracia deliberativa. Cada bando ya hizo lo posible y escogió a sus representantes. Nadie, a estas alturas, cambiará de opinión. No hay que esperar un año más. Llegó la hora de votar, gane quien gane.

Cristóbal Bellolio
Escuela de Gobierno
Publicado el Miércoles, 07 Septiembre 2016 en Las Últimas Noticias