Responsabilidad por "filtraciones"

Leonidas Montes

Señor director:

El reciente caso de la filtración de una supuesta conversación telefónica del señor Juan Díaz ha generado diversas reacciones. Revista Qué Pasa pidió disculpas por un reportaje que fue oportunamente modificado y la Presidenta Bachelet se refirió a dicha noticia como una “canallada y una infamia”, incluso acusando un eventual montaje. Si bien es cierto que resulta necesario preguntarse qué está pasando con nuestras instituciones dada la seguidilla de filtraciones, no hay que perder de vista lo fundamental.

El deber de un medio periodístico es entregar noticias y la polémica conversación telefónica del señor Juan Díaz, si es fidedigna, es una noticia de interés. Ciertamente la veracidad del contenido de dicha conversación no es responsabilidad del medio ni de los periodistas, sino de la justicia. Es más, el sentido común nos dice que el responsable de la “canallada” y la “infamia” sería el señor Juan Díaz y no, como algunos políticos han intentado esgrimir, del medio que expuso dicha conversación telefónica. En definitiva, la molestia debería dirigirse contra el responsable de involucrar a la Presidenta, y no contra el medio que sólo cumplió con su labor periodística.

Por último, cabe destacar que la publicación de esta conversación nos permitió a los ciudadanos enterarnos de una noticia importante: la Presidenta ya había declarado como testigo en el caso Caval. Mientras algunos todavía guardan silencio, hay que reconocer y felicitar a la Presidenta Bachelet por este gesto republicano.

Leonidas Montes
Escuela de Gobierno
Publicado el Domingo, 29 Mayo 2016 en La Tercera