¿Qué pasó en el Frente Amplio?

Cristóbal Bellolio

Circula una teoría curiosa: el joven diputado Giorgio Jackson habría bloqueado la candidatura parlamentaría del ex precandidato presidencial Alberto Mayol para no enfrentar competencia en su reelección.

Es curiosa porque tiene poco fundamento. Jackson es una de las figuras políticas más populares del país. Lo que menos necesita es blindaje. Lo que Mayol quería era acompañar a Jackson en el distrito 10 para obtener un segundo escaño, nunca para amagar las pretensiones del favorito: Mayol buscaba ser arrastrado por los votos de Jackson.

¿Debería el Frente Amplio haber acomodado su plantilla para hacerle un espacio a Mayol en el codiciado distrito 10? La respuesta no es fácil. No hay mala práctica en negarse.

Es probable que Alberto Mayol mereciera mejor trato.

Sus socios advirtieron un cortocircuito ético en la forma en que Mayol desplegó su demanda electoral. Pero tienen con Mayol una deuda de gratitud: les posibilitó una primaria -para lucir la victoria de Beatriz Sánchez- y obtuvo una relevante cantidad de votos. Políticos más duchos habrían negociado una salida más civilizada.

Es un error basal pensar que las nuevas generaciones adoptarán procedimientos enteramente distintos a los tradicionales. La renovación de la política no se trata de eso. Las dinámicas de poder no cambian. Lo que cambia es la capacidad de una determinada elite de conectarse con las experiencias históricas de su cohorte generacional, con sus hitos y sus épicas. Dicho de otra manera, la única renovación que importa tiene que ver con el carné (aunque algunos sostengan lo contrario) y poco que ver con la moralidad irrestricta de los procederes.

Cristóbal Bellolio
Escuela de Gobierno
Publicado el Jueves, 17 Agosto 2017 en Las últimas Noticias