Proyecto de educación superior

Victoria Valdebenito

Señor director:

Recientemente el gobierno ingresó a la Cámara de Diputados el nuevo proyecto de ley para la educación superior. En teoría, se trata de una reforma a todas las partes de la estructura que sostiene a nuestro sistema de educación terciario, y a la forma en que se financia.

Los tópicos que aúna el proyecto son calidad y gratuidad. Asimismo, establece un nuevo marco de cualificaciones y de financiamiento público, con los cuales se espera ampliar la gratuidad a los quintiles de mayores ingresos. 

Como gran parte de las medidas de los gobiernos de turno en las últimas décadas, del espectro político  que sean, las presiones de la sociedad civil ante una promesa generan urgencia e inmediatez. Dicha premura explica que hace uno días la ministra declarara que ya hay enmiendas a dicho proyecto. 

Los sucesos recientes son reflejo de una creciente falta de reflexión y de la carencia de un proyecto consensuado. Incluso representantes del Ministerio de Educación han reconocido el déficit. 

En algunos medios se ha sugerido que la reforma carece de una ideología clara. Sin embargo, desde algunos sectores, especialmente desde el movimiento estudiantil, hay reclamos de que la propuesta refuerza la lógica neoliberal de las últimas décadas. 

Esto no debiese sorprender. Es la tónica que han mantenido las políticas desde el retorno a la democracia. La propuesta es el resultado de un país al cual le falta debate político, con una ciudadanía despolitizada y controlada por una elite que se resiste a perder privilegios. Seguimos avanzando en las mismas incoherencias.

Victoria Valdebenito
Escuela de Psicología
Publicado el Viernes, 23 Septiembre 2016 en La Tercera