Pronósticos Macro y Bla Bla Bla

Pablo Pincheira

Escuela de Negocios
Pulso

Hace poco más de un año atrás, el 18 de Agosto del 2014, un periódico de la plaza publicaba un artículo sobre el desplome que tendría la inflación en los meses venideros. En aquella época la inflación estaba en 4.3% y los pronósticos de mercado apuntaban a una inflación a Julio del 2015 de poco más de 2%, mientras que algunos analistas “veían” esta inflación en un rango de 2.5% -3.0%. No obstante, la inflación efectiva en ese período fue de 4.6% y hoy se encuentra en 5%. ¿Qué le parece?

El artículo no solo mencionaba los bajos guarismos esperados, sino que también estaba acompañado de lo que ahora parecen jocosos argumentos de connotados analistas sobre las razones que justificaban este ineludible desplome inflacionario.Algunas explicaciones apuntaban a que el bajo crecimiento de la economía abriría brechas con respecto al crecimiento potencial, que no dejaría espacios para subir los precios. Otros señalaban que no veían aspectos puntuales que sugirieran alzas en la inflación.

En la misma línea se señalaba que la depreciación del peso ya se había materializado en su mayor parte!!!! Recordemos que en ese fecha el dólar estaba en un histórico…..$576….si, eso no más, en cambio hoy se encuentra en torno a los $700. ¿Quiere más? Sigamos. El artículo también le daba tribuna a un analista que señalaba que había un riesgo de desanclaje de expectativas…pero a la baja!!!! Si, asi es. ¿Quiere más argumentos? Se señalaba que “la base de comparación” jugaría un rol importante para que la inflación se ubicara en 2.5%, exactamente la mitad de la inflación que tenemos hoy. Y así seguía la historia, con menciones a la tasa neutral de política monetaria, al PIB potencial, al escenario global y a muchos otros sabrosos ingredientes. 

Reconozco que la tarea predictiva no es fácil y asi se puede apreciar en los párrafos anteriores. No obstante, quiero apuntar a una cierta falta de prolijidad en la provisión, justificación y comunicación de los pronósticos. Creo que sería un avance si en el futuro cada analista entregara una medida de precisión de sus predicciones o alguna justificación basada en algún modelo objetivo que permitiera contrastar sus conclusiones. Sin esto, y a pesar del hombre en la Luna, de la revolución de las comunicaciones y de los supercomputadores, la cultura del Bla Bla Bla algún día nos pasará la cuenta y dañará seriamente a la economía, profesión que ha hecho un aporte sustantivo al desarrollo de nuestro país.

 

Pablo Pincheira
Escuela de Negocios
Publicado el Jueves, 15 Octubre 2015