Las coimas y la derecha

Jorge González

Los ataques contra el acto en Las Coimas –el pasado 18 de agosto- permiten mostrar el cambio que se avecina en la derecha chilena. Ese es el lugar donde el 7 de febrero de 1817 se dio el primer combate entre las fuerzas del Ejército Libertador y las fuerzas realistas. Luego vendrían la batalla de Chacabuco, la independencia de Chile y la expedición libertadora del Perú.

Queda a mitad de camino entre San Felipe y Putaendo y fue donde se reunió la “Coordinadora Aconcagua” y el “Grupo Salinas” (ex Coordinadora Putaendo) para dar inicio a la campaña para homenajear al patriota José Antonio Salinas, quien dio su vida por la causa patriota y corregir errores históricos que para Salinistas y Aconcagüinos no pueden esperar.

El más grave de ellos, es que próximo a cumplirse los doscientos años de la ejecución de Salinas, no hay un monumento en Chile que haga justicia a su heroísmo. Esa injusticia se siente como una injuria entre los patriotas aconcagüinos, toda vez que la Ley Nº17.813 (de 1972) declaró monumento nacional otro inmueble, siendo de conocimiento común el error.

A pocos meses de cumplirse el segundo centenario de los hechos, los esfuerzos se redoblaron y la reunión efectuada tenía como fin celebrar la presentación del proyecto de ley que corrige el error y declara Monumento  Histórico la Chacra El Carmen.

Como quien presentó el proyecto de ley para corregir este error histórico fue el senador Francisco Chahuán (RN), desde la izquierda motejaron la iniciativa de “simple maniobra electoral”. Pero lo más relevante es el cambio que se observa en la derecha. La emergencia de grupos como la Coordinadora Aconcagua o el Grupo Salinas serán cada vez más comunes.

Esto no se veía desde la formación del CODE a principios de los años 70, cuando en oposición a la UP convergieron grupos de centro y derecha. Aunque estos sectores que no pertenecen a los sectores más acomodados del país, son muy distantes de los grupos ideológicos que hacen de la explotación del mis fortunio, la desigualdad y la ambigüedad su fortaleza electoral.

En Las Coimas se manifestó esa mayoría que privilegia el sentimiento patrio de la clase media orgullosa de su condición y que es la única que puede aunar a Chile. Esa mayoría que aboga por la descentralización económica, social y política, se irá manifestando cada vez más asertivamente mientras se prepara para gobernar con iniciativas como la de Las Coimas.

Jorge González
Escuela de Gobierno
Publicado el Miércoles, 24 Agosto 2016 en El Mercurio de Valparaíso