Las 3 fracturas que llevaron al Brexit

Cristóbal Bellolio

Lo ocurrido en Reino Unido fue sorpresivo. Ganó la alternativa de abandonar la Unión Europea. El mundo político y financiero no sale de su shock.

Tres factores ayudan a explicar el veredicto popular. En primer lugar, los británicos siempre han sido más o menos euroescépticos. Es un sentimiento que algunos asocian a su insularidad. En segundo lugar, la campaña del terror de la opción "Leave" dio resultado. Economía, soberanía y migración eran los temas recurrentes del debate, pero el último fue suficiente para activar los miedos de parte importante de la población. Finalmente varios analistas estiman que el voto "Leave" puede interpretarse como un castigo a la elite política y económica tradicional. Los líderes del Brexit apelaron con éxito al hastío popular con la clase dirigente, tal como lo hacen Trump en EE.UU. o Le Pen en Francia.

El resultado revela también tres facturas considerables en la población. La primera es geográfica. El norte escocés votó por quedarse. Londres y otras grandes urbes de Inglaterra también. La Inglaterra profunda, sus tierras interiores, en cambio votaron por abandonar el buque. La segunda fractura es generacional. Los jóvenes votaron por quedarse. Son los que más se han beneficiado de los acuerdos europeos. Sus abuelos votaron por salir. La tercera fracción es social. Los segmentos más educados votaron "Remain". Las clases menos educadas le bajaron el pulgar a Europa.

Probablemente son las más temerosas del inmigrante que viene a amenazar sus puestos de trabajo. También, las más nacionalistas. Las implicancias están por verse. La primera víctima fue el propio Cameron. Era su última gran apuesta y pasará a la historia por perderla.

Cristóbal Bellolio
Escuela de Gobierno
Publicado el Sábado, 25 Junio 2016 en Las Últimas Noticias