La supremacía china de los metales

Viviana Fernández

Escuela de Negocios

Diario Financiero

En los últimos meses, ha quedado de manifiesto la importancia del desempeño económico de China sobre el precio del cobre. Sin embargo, China no solo ha jugado un rol clave en el mercado del cobre refinado recientemente sino en los últimos 10 años. En efecto, el súper ciclo del precio del cobre, observado entre 2003 y 2013 aproximadamente, se debió en cierta medida al ciclo de consumo expansivo de China. En efecto, ni la crisis financiera de 2008-2009 impidió que el consumo de China se mantuviera por sobre su tendencia de largo plazo. Ello posibilitó que Chile mantuviera un ciclo expansivo en su producción, aun cuando otros consumidores relevantes de cobre refinado¾Alemania, Japón y EE.UU¾experimentaran un ciclo de consumo contractivo.

No obstante, la importancia de China en los mercados de metales no se limita únicamente al consumo de cobre. China se ha transformado en un importante productor y consumidor de refinados de metales básicos ¾aluminio, cobre, estaño, níquel, plomo y zinc¾ a contar de 2000 en adelante. Aquí van algunas cifras para una dar una idea de la evolución experimentada por China hasta transformarse en un actor clave a nivel mundial. En 2001, la participación de China en el consumo mundial de aluminio, cobre, estaño, níquel, plomo y zinc alcanzaba, respectivamente, 15%, 16%, 12%, 22%, 5%, 12% y 17%. En 2008, tales participaciones se elevaron a 42%, 22%, 41%, 24%, 38% y 36%, respectivamente. En 2014, en tanto, éstas alcanzaron 48%, 50%, 51%, 51%, 41% y 47%. Es decir, China consume actualmente la mitad (o casi) del consumo mundial de cada metal básico.

Sólo para efectos comparativos, y en lo que nos atañe de cerca, en 2014 la participación del consumo de cobre de Alemania, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur del total mundial alcanzó, respectivamente, 5%, 8%, 5% y 3%. Es decir, en conjunto dichos países ni siquiera llegaron a la mitad de lo que consume China.

Pero, tal como se señaló anteriormente, la importancia de China no se limita únicamente al consumo. Por ejemplo, en 2014, China refinó el 35% del total mundial de mineral de cobre. Chile y Estados Unidos, en tanto, el 12% y 5%, respectivamente. En otros metales básicos, China también mostró su supremacía en producción en 2014: 50% del total de aluminio primario, frente al 7% de Rusia, 6% de Canadá y 3% de India.

Si bien en la producción de mineral de cobre, Chile fue líder mundial en 2014, con una participación del 31%, China no lo hizo nada mal. En efecto, ésta tuvo una participación de casi un 9% del total, superando incluso a Perú y a EE.UU (7% cada uno, aproximadamente).

En resumen, cuando de metales se trata, un leve estornudo de China causará más que un resfrío en el resto del mundo.

Viviana Fernández
Escuela de Negocios
Publicado el Jueves, 29 Octubre 2015