La RSE ante los desastres naturales

Martin Wright

Escuela de Negocios
Estrategia

Somos un país de desastres naturales en que todos quieren ayudar cuando sucede una catástrofe, incluidas las empresas.

Aquellas que implementan iniciativas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) para aliviar los daños de estas situaciones no deben ignorar que puede retribuirles un beneficio financiero. Sin embargo, este no siempre se genera y una investigación reciente indicaría que es la falta de atención que reciben estas iniciativas, por parte de los grupos de interés, lo que perjudicaría la generación de estos beneficios. Este estudio sugiere que hay tres formas en que las empresas pueden aumentar la atención que reciben estas iniciativas.

Primero, se debe hacer una donación en especie y no en dinero, ya que demuestra un alineamiento entre la ayuda que se ofrece y las competencias de la empresa. Segundo, es mejor anunciar la ayuda de manera temprana porque señala a los grupos de interés que para la empresa también es un problema urgente. Tercero, se debe buscar la asociación con una ONG reconocida en este tipo de situación porque demuestra que la empresa reconoce su legitimidad y conocimiento en la materia y está dispuesta a entregarle recursos para que la ayuda sea más efectiva.

Sin embargo, estos aspectos sólo explican cómo se puede aumentar la atención que reciben las iniciativas de RSE realizadas para aliviar los daños de una catástrofe, pero no son una garantía para su éxito. Otras investigaciones complementan esto al señalar que resulta crucial transmitir a los grupos de interés que estas iniciativas nacen de una sincera preocupación por ellos mismos. Si los grupos de interés perciben que la empresa está tratando de aprovecharse de la situación sólo para beneficio propio, toda la atención que captó la iniciativa puede volcarse en su contra.

Martin Wright
Escuela de Negocios
Publicado el Miércoles, 24 Junio 2015