¿Inspiración espiritual?

Cristóbal Bellolio

¿Viola Televisión Nacional el principio de laicidad de las instituciones públicas comprando y transmitiendo teleseries bíblicas? Para responder esa pregunta, primero debemos saber si acaso el objetivo -explícito o velado- del canal "de todos los chilenos" es promover una determinada creencia religiosa o bien solo aspira a entretener con el clásico recurso tele-novelesco. Es poco probable que la intención sea la primera. Los directivos de TVN pueden tener pésimo gusto a la hora de escoger su parrilla programática, pero será difícil demostrar que están en una campaña de adoctrinamiento religioso aunque sea sutil.

No todas las referencias religiosas en manos del poder político atentan contra la separación Estado - iglesia. Un gobierno puede financiar la visita del Papa en cuanto figura diplomática. Una municipalidad puede recordar la labor social de un religioso. Lo importante, en cada caso, es que la autoridad no genere discriminaciones efectivas o simbólicas entre creyentes de distintos credos, o entre creyentes y no creyentes.

Dicho lo anterior, el caso de las teleseries brasileñas tiene sus bemoles. Sus productores son controversiales evangélicos que hacen proselitismo religioso a través de canales masivos. Tengo la impresión de que la mayoría de los televidentes no busca inspiración espiritual ni reforzamiento de sus convicciones metafísicas en estos programas. Me cuentan que la gente disfruta más de los tonificados cuerpos de egipcios semidesnudos. Me imagino que nadie cree que "Troya" o "el Señor de los Anillos" son relatos verídicos. Si alguien todavía cree en la literalidad de la Biblia, sus problemas cognitivos no comenzaron con una teleserie. Pero los críticos han señalado que la televisión es una herramienta demasiado influyente.

Tienen un punto. Si la televisión quisiera ser educativa, habría que partir por sacar a los brujos y los conspiranoides de los matinales.

Cristóbal Bellolio
Escuela de Gobierno
Publicado el Martes, 19 Julio 2016 en Las Últimas Noticias