Fallo del TC y lógica

Ignacio Briones

 

Señor Director:

Ante el reciente fallo del Tribunal Constitucional (TC) que declaró inconstitucional la titularidad sindical, un artilugio común entre ciertos intelectuales y políticos contrarios a este dictamen ha sido criticar al mismo tiempo dos cosas:

1. Que el fallo demostraría la necesidad de cambiar la Constitución "neoliberal" que nos rige y que impediría "avanzar" en estas materias.

2. Que el TC sería una "tercera cámara" cuyos fallos son políticos y, por ende, basados en una interpretación mañosa de la Constitución.

Como es obvio, resulta lógicamente inconsistente sostener simultáneamente ambas críticas. Para entender por qué, debemos notar que existen solo dos caminos o combinaciones posibles para que la titularidad sindical se haya declarado inconstitucional:

a) Que la Constitución así lo establezca y que el TC la haya interpretado correctamente.

b) Que la Constitución no lo establezca así y que el TC la haya interpretado erróneamente.

Para quienes ven en el fallo un problema, en el primer caso, este "problema" tendría que estar en la Constitución. En el segundo, en el TC. Pero nunca podría estar simultáneamente en ambos. Si así fuera, los opositores al fallo hubieran obtenido el resultado que buscaban: que la titularidad sindical no fuera declarada inconstitucional.

Es entendible la pasión que pueden despertar estos fallos. Pero no al punto de sacrificar la lógica más elemental para el debate público, reduciéndolo así a meros eslóganes.

Decano Escuela de Gobierno

El Mercurio

Ignacio Briones
Escuela de Gobierno
Publicado el Miércoles, 04 Mayo 2016