El dilema de los reportes de sostenibilidad

Ignacio Durán

La literatura académica que estudia el fenómeno de los reportes de sostenibilidad ha crecido exponencialmente en los últimos 15 años. Esta línea ha investigado, por ejemplo, cuáles son los determinantes principales que llevan a las firmas a reportar, qué factores inciden en la calidad o profundidad de estas publicaciones, o cuáles son sus consecuencias.

Con respecto a esto último, una pregunta aún incomoda a académicos y ejecutivos por igual: ¿cómo perciben los diversos grupos de interés estos documentos? ¿Como una sincera intención de transparentar su operación? ¿O, más bien, como un intento de lavado de imagen? Este es el dilema actual de los reportes de sostenibilidad.

Esta interrogante aún está en discusión y, por ende, no existe una respuesta clara. Lo que se sabe es que existen diversas variables que moderan la relación entre los reportes de sostenibilidad y las percepciones de los grupos de interés. Nombraré dos principales a modo de ejemplo: el timing y el sector industrial.

Con respecto al timing, si la emisión de reportes es proactivo o reactivo aparentemente incide en las percepciones. En concreto, si el reporte surge tras un desastre social y/o medioambiental, existe una mayor probabilidad que los stakeholders asuman que es meramente un intento de lavado de imagen. La industria también afecta: los sectores industriales extractivos como la minería o forestal, generalmente están sujetos a un escrutinio social mayor. Luego, los grupos de interés observan con mayor escepticismo sus reportes, y generalmente tienden a asumir que son intentos de greenwashing.

Luego, ¿qué pueden hacer las empresas que actúan reactivamente y/o están en estos sectores? Bueno, la investigación sigue en curso y solo el tiempo lo dirá.

Ignacio Durán
Escuela de Negocios
Publicado el Miércoles, 20 Julio 2016 en Estrategia