Boric y su apoyo neoliberal al aborto

Constanza Salgado

Facultad de Derecho

El Mercurio

Señor Director:

Aunque este no es el lugar para desarrollar los argumentos que profusamente se han discutido a lo largo de la tramitación del proyecto de ley (ni tampoco el medio adecuado para que el diputado Boric argumente; su deber de hacerlo está propiamente en el Congreso, tal como lo ha hecho), y ya que Schalper concede el punto de que la libertad que el neoliberalismo protege es la del mercado, y por ende, la del rico y poderoso, solo un par de consideraciones.

Una vez más, Schalper identifica incorrectamente los conceptos que usa. La autonomía que el proyecto protege no es una que "desconoce los límites y se orienta al puro antojo individual" ni una "que se mira a sí misma y no a los demás". La autonomía que el proyecto busca entregar a la mujer (parcialmente, por lo demás) es básica y ya la gozan todos los hombres por el hecho de ser personas: la autodeterminación del cuerpo. Nadie está obligado a soportar en su cuerpo una intervención tan intensa como lo está la mujer con el embarazo para salvar la vida de otro, incluso la de un ser humano vivo y nacido. Entregar esta autonomía a la mujer implica distribuir (parcialmente) de manera igual esta libertad que todos consideramos un presupuesto básico de lo que significa vivir (o coexistir, para el neoliberal) con otros. Que la mujer pueda decidir sobre si abortar o no, no es el epítome del individualismo ni del egoísmo, sino es una demanda básica en la construcción de una ciudadanía que se toma en serio la idea de que hombres y mujeres somos personas merecedoras de igual libertad.

Una izquierda que rechaza el neoliberalismo, defiende esta autonomía para la mujer no en términos de "beneficios individuales", sino que como parte de una lucha colectiva contra la dominación. La lucha por la autonomía no es una orientada "al puro antojo individual", sino una para que las mujeres puedan ser consideradas no como medios, sino como fines y puedan participar en igualdad de condiciones en la comunidad política de la que ellas también son parte. 

Constanza Salgado
Facultad de Derecho
Publicado el Miércoles, 23 Marzo 2016